Aviso acerca de las Misas de Primera Comunion

Estimadas familias y estudiantes del programa de preparación de la primera comunión de San Patricio

 

¡Felices Pascuas a todos ustedes!

 

Espero que al recibir esta carta se encuentre bien y  con buen espíritu a pesar del impacto de COVID-19 a nivel local y global. Rezo para que todos ustedes estén sanos y seguros en casa. Gracias por su paciencia y comprensión, mientras navegaba por las recomendaciones y órdenes cambiantes de nuestras autoridades civiles y eclesiásticas.

 

Desde el 16 de Marzo de 2020, la parroquia y todas las iglesias en San Diego cerraron sus puertas a la celebración de la Misa pública. También tuvimos que suspender todas nuestras clases de educación religiosa y preparación sacramental. Nos ajustamos y pasamos al aprendizaje remoto. Seguimos todo esto para mantenernos a salvo mientras enfrentamos esta pandemia y el  virus COVID-19.

 

Cuando comenzamos esta nueva "normalidad", con la orden de refugio en casa, nos hemos enfrentado a muchos desafíos: algunos padres comenzaron a trabajar en casa, o tal vez algunos de ustedes realizan un trabajo esencial y tienen que salir todos los días, mientras que algunas familias enfrentaban la pérdida de sus trabajos. En medio de estos desafíos, ustedes han asumido un papel más activo como maestros de la fe para sus hijos.

 

Gracias por todo su apoyo y gracias a todos nuestros catequistas, nuestro pastor, el Padre. Carlos Medina, OSA y nuestro personal parroquial por todo lo que hicieron y continúan haciendo durante estos tiempos sin precedentes. Apreciamos todos sus comentarios positivos y hemos tenido en cuenta sus inquietudes a medida que continuamos avanzando de nuevas maneras.

 

Quiero informarles sobre a dónde vamos desde aquí con respecto al examen y a las Misas programadas en los meses de mayo y junio de este año. Teniendo en cuenta toda la incertidumbre de cuándo podemos reanudar la celebración de reuniones públicas como la Misa, hemos tenido que cancelar todas las Misas para los meses de mayo y junio. Hasta que tengamos noticias de las autoridades civiles y diocesanas sobre cuándo y cómo comenzar a reunirse nuevamente en la iglesia, les comunicaremos las nuevas fechas. Tentativamente, esperamos reprogramar las Misas para fines de julio y agosto. Intentaremos finalizar fechas más específicas cuando escuchemos a las autoridades qué podemos hacer y cuándo.

 

Con respecto a la examen, los catequistas le enviarán la prueba por correo electrónico la primera semana de mayo.

 

Continuamos afirmando que con la providencia y la gracia de Dios, con nuestra fe y su cooperación, superaremos los tiempos difíciles que ahora enfrentamos. Por favor, continúen cuidándose a ustedes mismos y a sus familias. A veces, "debemos elegir" sacrificio "en lugar de" egoísmo "; y eso es lo que estamos haciendo ahora.

En esta la gloriosa temporada de Pascua que celebramos, también hay tristeza, porque no podemos celebrar los sacramentos. Es la época del año en que normalmente celebramos  confirmaciones y bautizos. Sin embargo, nuestra fe nos dice que llegará el momento de celebrar. Jesús todavía está con nosotros. Sigamos confiando en Dios. ¡La familia y la comunidad de San Patricio permanecerán fieles y fuertes!

 

Bendiciones Pascuales,

Eneida Scoby

 

P.S. Por favor continuen revisando la pagina web de nuestra parroquia para nuevos avisos https://stpatrickschurchsd.weconnect.com/first-communion-families--familias-primera-comunion

 

 

 

Estimados padres y estudiantes del programa de nuestra primera comunión:

 

¡Felices Pascuas! Quiero felicitarlo por cualquier esfuerzo que hayan hecho para mantener viva la fe en sus hogares. Hace un mes se estaban preparando en nuestras aulas y salón para recibir a Cristo en la Eucaristía, y ahora con una nueva realidad de refugiarse para proteger su salud, han seguido preparándose de nuevas maneras, gracias a sus catequistas y a nuestra directora Sra. Eneida Scoby. Les agradezco su creatividad para enfrentar el desafío, y les agradezco su paciencia y comprensión con ellos.

 

Quiero recordarte que desde el día de tu bautismo, han sido llamados a seguir a Jesús. Somos sus discípulos en los buenos y en los malos momentos. Las circunstancias difíciles que nos rodean no pueden paralizar nuestra fe. Por el contrario, todas las formas en que usted en casa mantiene viva la fe son luces de esperanza y semillas de Resurrección. Gracias por su testimonio, que aunque solo sea conocido por su familia, se están dando testimonio el uno al otro, que Cristo está vivo y presente en sus corazones y en su familia.

 

La presencia de Cristo resucitado durante estos tiempos nos está enseñando la importancia de la familia y el conocimiento de que no tenemos el control, pero Dios sí. Los invito a celebrar y apreciarse mutuamente lo mejor que puedan, y a agradecer a Dios por su vida. Conozcan que la vida de Cristo está presente en la Eucaristía, y sigan deseando recibirlo cuando podamos reunirnos nuevamente. Jesús dio su vida por nosotros, y está presente como un regalo en el Sacramento de la Eucaristía, que recibirán por primera vez en la Misa de su primera comunión. Él dio su vida como un acto de amor por todos nosotros, para perdonarnos en el Sacramento de la Confesión, que ya algunos de ustedes experimentaron, y para permitirnos ser uno con Él en la comunión de la Eucaristía.

 

Cuando vivimos en el amor de Dios y de los demás, celebramos la Resurrección, porque en el amor cristiano vivimos como parte del Cuerpo del Cristo resucitado, y él ha prometido estar con nosotros hasta el final.

 

En Cristo,

 

Párroco Carlos Medina, OSA